Searching...
domingo, 10 de agosto de 2008

Escape del Neuropsiquiatrico.

Habíamos empezado a romper una pared, pero resulto haber un caño de gas y el forro de Julio lo rompió. Vinieron los de metrogas y obviamente se avivaron las autoridades del lugar. La excusa que puso Julio, es digna de un interno de un cottolengo mas que de un neuropsiquiatrico y como consecuencia, nos aislaron en pabellones separados. Yo estuve hasta hace 2 días en el pabellon de maxima seguridad, donde de maxima seguridad solo tiene el nombre, ya queda cerca del depósito de remedios y los enfermeros por la noche se adentran en él, para tomar mofrina y quedan del orto hasa las 5 de la mañana, donde viene el próximo turno a hacer lo mismo. El jueves a la noche, dieron Terminator II en el cine del neuro, y pude hacer la de Sara O´connor y con un clip, me desenganché el cinto que me agarraba, luego abrí la puerta, y cuando vino uno de los guardias falopa a lamerme la cara e intentar hacerme el ojete, con un palo de escoba re rompi la cabeza y se lo metí en el orto. Luego escapé corriendo. No estaba ni John ni Terminator esperandomé, así que salí, me tomé el 15 hasta Benavidez (mi ropa de interno llamó mucho la atención del pasaje, pero mi olor neutralizaba cualquier intento de acercamiento). Hoy a la mañana, fui hasta el hospital del Pacheco, y aproveché la confusión del "Día del Niño" para afanarme algo de ropa del depósito (en un hospital, cuando alguien muere, inmediatamente le roban la ropa) y hacerme unos pesos vendiendo globos con forma de animales, espadas, y boludeces de Casi Ángeles (Lo que mejor me sale es la concha de Cris Morena). Y estoy parando en la garita de un country abandondado, hasta que pase un poco la bronca y pueda volver a mi casa, en la que calculo, estará el Terminator esperandomé...
 
Back to top!