Cronica

Cronica
TV

Ultimas Noticias

AHORA MACRI RECIBIÓ A UN POLICÍA ENVERGADO, INVOLUCRADO EN UN CASO DE CHOTAZO FÁCIL.

Dias atrás, el presidente dió su respando a Chocobar, el policía que le metió un tiro por la espalda a un delincuente, pero que relató al presidente una feroz pelea en la que casi es víctima de una felación: -Lo de la pelea es mentira, lo de la felación es verdad.- se defendió Chocobar.

Por El Teniente DAN
      Quizás, fue producto de un error de comunicación entre el primer mandatario y Marcos Peña. No se sabe si el problema fué la tradicional papa en la boca que tiene Mauricio, o la costumbre del jefe de gabinete de no dejar de hablar un segundo, incluso cuando le dan órdenes. El resultado del hecho fué un stripper al palo en el despacho presidencial, para sorpresa de muchos y algarabía de otros.
Según informan fuentes cercanas a la cúpula presidencial,  hasta Maria Eugenia Vidal terminó bailando con el policía arriba de una mesa, y Gabriela Michetti, presa del éxtasis del momento, habría dado unos pasos al ritmo de "Gilda" hasta caer al piso y darle con la boca al borde de una mesa ratona, infortunio por el cuál se encuentra fuera de peligro en sanatorio Las Arcadas: -"Macri nunca pidió por el "embargado". Ahora me quieren echar a la mierda por traer al milico negro envergado, pero les juro que eso es lo que me pidió Mauricio. Con lo que me costó conseguir un striper negro que se disfrace de policía-", habría sido el descargo informal de Marcos Peña.

EL EFECTIVO REALIZÓ UN SENSUAL BAILE PARA LA CÚPULA PRESIDENCIAL
Y PIDIÓ A LOS PRESENTES QUE LE HAGAN LA PAJA PARA BAJAR LA GARROTERA.


Por cuestiones de seguridad, y ante los casos de chotazo fácil que se reportaron en lo que va de 2018, el policía stripper fué despojado de su cachiporra y pistola de agua, que solo Dios sabe con qué carajo la llenaba el cochinotePor el momento, no hubo pronunciamiento oficial sobre el malentendido que transcurrió en el día de ayer, pero se sabe del fastidio de Macri con Aguada por carpetearle el bulto al invitado y realizar gestos obscenos y de sorpresa, guiños de ojo y el popular gestito "llamame" con los dedos pulgar y meñique.

No hay comentarios